miércoles, 13 de septiembre de 2017

Arehucas, tradición canaria

Seguimos sumando productos de calidad. Esta vez se trata del ron Arehucas, un ron canario que año tras año va sumando seguidores. Se elabora en La Fábrica, como popularmente se le conoce a esta destilería en el municipio de Areucas. Desde su fundación, en 1884, ha pasado de ser una empresa puramente artesanal a otra con implantación nacional, que ha sabido conjugar a la perfección sus métodos tradicionales con la más moderna tecnología.

Porque en todo este proceso la marca ha mantenido su calidad y aroma característico, un hecho que les llevó en 1892 a ser proveedores de la Real Casa a través de la Intendencia General de la Casa y Patrimonio de la mano de la Reina María Cristina.

Otro hecho importante tuvo lugar en 1909, cuando adquiere un alambique con sistema Guillaume de la fábrica Egrot et Grangé (París) para seguir avanzando. A principios del siglo XX, años de crisis y guerra, Arehucas sigue creciendo gracias su buen trabajo y el esfuerzo de sus trabajadores. Ya en en 1965 La Fábrica pasa a denominarse Destilerías Arehucas y comienza una época de expansión apoyada en una intención de colaborar en la comunidad social y cultural de Canarias.

Desde entonces no ha parado de crecer, hasta convertirse en una firma de prestigio basada en la calidad e historia de sus caldos. 

lunes, 11 de septiembre de 2017

Barbadillo, un clásico con sabor a sur

La familia Barbadillo embotelló la primera manzanilla en 1821. Lo que comenzó siendo una bodega productora de manzanillas, vinos de Jerez y brandies, se ha convertido en un grupo de gran proyección internacional, que además de desarrollar nuevos productos dentro de su zona geográfica ha incorporado bodegas en otras Denominaciones de Origen como Bodegas y Viñedos Vega Real en la D.O. Ribera de Duero y Bodega Pirineos en la D.O. Somontano.

Esta compañía debe su larga trayectoria a una firme apuesta por la innovación y la profesionalidad. Nosotros hemos incorporado al catálogo de productos tres vinos de la mayor calidad: Castillo de San Diego, Manzanilla Solear y Blanco de Blancos.



Castillo de San Diego: Se ha convertido en un icono para la bodega y un referente a nivel nacional. Un vino blanco, fácil de beber al que todos conocemos por Barbadillo, pero cuya etiqueta es Castillo de San Diego, que toma el nombre de la calle donde estaba la bodega, justo al lado del castillo de Sanlúcar de Barrameda.




Manzanilla Solear: Es una de las manzanillas con mayor crianza del mercado. Criada largamente en bodegas centenarias propias, repartidas por Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del Guadalquivir. Sus años de crianza bajo velo de flor la hacen única. Además, está en el Top 100 de los mejores vinos del mundo según la prestigiosa revista Wine Spectator  





Blanco de Blancos: Combina la elegancia de la uva Sauvignon Blanc con la vivacidad de la variedad verdejo. La Moscato aporta armonía y suavidad para lograr el equilibrio perfecto. Nace a orillas del Guadalquivir producto de la investigación, la innovación y la experiencia y muestra el lado más fresco de los blancos hechos en el sur.

Para Barbadillo, los conceptos de calidad, innovación y gestión ética y respetuosa con el medio ambiente son inseparables. Innovación para avanzar en los procesos productivos que buscan la excelencia y permiten ofrecer a los consumidores nuevas y sugerentes ideas, y calidad avalada por sus denominaciones de origen y por las certificaciones más exigentes, tanto nacionales como internacionales. Por eso se ha convertido en un producto que no puede faltar en nuestro catálogo, que únicamente se nutre de la calidad de lo mejor que cada punto de España.